¿Cómo limpiar puertas de madera?

Las puertas de la casa deben ser limpiadas con regularidad, tanto por higiene del hogar como para su buen mantenimiento y conservación. Sin embargo es importante saber cómo limpiar puertas de madera para evitar deteriorarlas, ya que la madera es un material poroso que puede dañarse fácilmente si no se tienen las precauciones adecuadas.

¿Cómo limpiar puertas de madera correctamente?

Ya sea en la madera o los elementos metálicos de la puerta, la primera acción a realizar es retirar el polvo antes de aplicar cualquier clase de producto. Para ello puede usar un plumero, aspirador o una bayeta húmeda. Salvo en el caso de maderas sin tratar y algunos tipos de maderas, no suele ser necesario el uso de productos especiales de limpieza, pudiéndose utilizar productos de limpieza genéricos e incluso algunos trucos caseros. No obstante hay que ser cauto con algunos de estos trucos, ya que algunos pueden llegar producir daños y decoloraciones, no siendo todos adecuados para cualquier tipo de madera. Conocer de qué tipo de madera ha sido construida la puerta, así como el tipo de acabado empleado (barniz, pintura, tinte, encerado...) es de gran ayuda para su cuidado. En segundo lugar distinguir en la puerta dos elementos: madera y herrajes. Ambos deben limpiarse de diferente forma. Los manillares, pomos y tiradores tienen mucho mayor riesgo de contaminarse al tener contacto directo con las personas, por lo que además debe usarse un producto de limpieza desinfectante para mantener la higiene además de lucir. Debe prestarse atención en que los productos utilizados en las zonas metálicas no dañen la madera. Pasar un paño humedecido en agua y jabón neutro, o en su caso el producto recomendado por el fabricante y frotar en la dirección de la veta. Para finalizar pasar un paño seco suave eliminado la humedad y lustrando la puerta.
Inspiraciones
limpiar madera con vinagre y aceite