¿Cómo limpiar aluminio?

El aluminio es uno de los metales que con más frecuencia se pueden encontrar en cualquier hogar, ya que desde los utensilios de cocina hasta los apliques de los muebles pueden estar hechos totalmente o en parte de este metal. Así, y como su capacidad de brillo y decoración dependen de una correcta limpieza, aquí vamos a darte unos consejos sobre cómo limpiar aluminio.

Algunos consejos antes de empezar

El aluminio, como bien es sabido, se raya con mucha facilidad, lo que puede suceder especialmente cuando se frota intensamente para limpiarlo y devolverle su brillo y aspecto original. Por ello, antes de empezar a limpiar a conciencia hay que tener en cuanto los materiales que se deben usar para evitar que el remedio sea peor que la enfermedad. Un primer consejo es que uses paños finos o, en su defecto, un estropajo suave con almohadilla para evitar producir desagradables arañazos. Al margen de ello, intenta siempre frotar realizando círculos y sin presionar excesivamente, ya que así es como aparecerán las marcas que, sin duda alguna, no podrán ser eliminadas con ningún método.

Cómo limpiar aluminio de forma casera y eficaz

Hay diversas fórmulas para dar respuesta a la pregunta de cómo limpiar aluminio, aunque una de las más efectivas y fáciles de hacer es la que usa vinagre, sal y harina. Para fabricarla solo tienes que tener una taza llena de vinagre y verter en ella una cucharada de sal para, posteriormente, aplicar cuidadosamente la harina hasta conseguir formar una pasta. Después hay que cubrir los artículos de aluminio con la masa obtenida y dejarla actuar durante 1 hora aproximadamente. Cuando pase el tiempo solo tienes que enjuagar las piezas con agua, secarlas y comenzar a pulir suavemente para que el aluminio recobre el aspecto que consiguió enamorarte en un primer momento.
Inspiraciones
Cómo limpiar metales